Subida a San Marcial

A mediados de los ’60 el Real Automóvil Club VascoNavarro, quizá motivado por la falta de circuitos en Euskadi, empezó a barajar la idea de organizar carreras en cuesta, una fórmula muy arraigada y exitosa en otras regiones como Cataluña. En 1.967 se disputó la 1ª Subida a Jaizkibel, que sentaría las bases de lo que en años posteriores sería el Campeonato Vasco de montaña, ya que sirvió de ejemplo para que las delegaciones proviciales del Club organizasen, a partir del año siguiente, subidas en Arrate (Eibar), Opakua (Vitoria), Urbasa (Palmplona), y la prueba que nos ocupa, la Subida automovilística a San Marcial organizada por la delegación de Irún (Gipuzkoa)

Jesús Saez de Buruaga (1.968)
Jesús Saez de Buruaga (1.968)

El recorrido inicial contaba con 3.100 m que partían frente al antiguo restaurante Toki-Alai, atravesando la barriada de Alzukaitz para llegar a una de las zonas más famosas de la prueba, el salto en el puente sobre la regata del Artia. Éste estaba seguido de otro más pequeño, pero en curva, que marcaba el inicio de la subida al cementerio, una larga recta con mucho desnivel que finalizaba en una zona llana con una curva a derechas muy cerrada, que se hizo famosa en 1.979 cuando el SIMCA de Freddy se pasó de frenda y atropelló a 8 espectadores. Seguidamente se cruzaba la vaguada de la autopista AP-8 (aún sin construir en las primeras ediciones) para afrontar la subida propiamente dicha con sus cuatro características paellas, con la meta situdada tras la última de ellas.

Salto el el puente de Artia (Joaquín de León, 1.974)
Salto el el puente de Artia (Joaquín de León, 1.974)

Con el paso de los años la ciudad fue creciendo, lo que obligó, en 1.976, a acortar 300 m su recorrido para evitar el paso por el nucleo urbano. La salida se situaba ahora 50 m antes del primer salto. En la última edición, disputada en 1.979, se volvió a recortar el recorrido otros 100 m, suprimiéndose el primer salto.

Vilariño SIMCA Rallye en la curva del Cementerio
Vilariño en la curva del Cementerio (Foto; J. Estomba)

Los accidentes acaecidos en la última edición, un trazado muy corto y cada vez más urbanizado que exígia demasiados medios a la organización, y a la importacia que estaba adquiriendo la Subida a Jaizkibel, que concentró toda la atención de RAC Vasco-Navarro, propiciaron que la prueba cayese en el olvido.

Juan A. Breda en el Rallye Vertiz de 1.980
Juan A. Breda en el Rallye Vertiz de 1.980

Sólo se correría en San Marcial en tres ocasiones más. La primera de ellas en el I Rallye Vertiz de 1.980, en el que se disputó como tramo final tomando la salida desde el cementerio (2.100 m). La segunda fue en 1.981, en el I RallySprint Jaizkibel Txiki – Gwendolyne, patrocinado por la discoteca Irunesa Gwendolyne (actualmente Zona Límite). Tras realizar tres pasadas a Jaizkibel, la prueba finalizaba con una subida a San Marcial. Por último en 1.989 se disputó una Subida Motociclista.

Rememoración Histórica

En 2016 y 2017, la Escudería Sport Classic organizó la Rememoración Histórica de la Subida automovilística a San Marcial. Se trataba de una exhibición no cronometrada en carretera cerrada destinada a coches clásicos entre los que destacaron pilotos que en su día compitieron en la prueba original como Christian Chambres (Ford Escort MKII RS2000), Javier Aldaraborda (SIMCA Rallye) o Serge Coursan (Ford Escort MKII RS2000).

PALMARÉS

Edición
Reportaje
Piloto
Coche
Tramo
Tiempo
I (1.968)
Jesús Saez de Buruaga
3.100 m
2′ 29,00″
II (1.969)
Jose Ignacio Sunsundegui
Mini Cooper
3.100 m
2′ 26,00″
III (1.970)
Jose Ignacio Sunsundegui
3.100 m
2′ 20,60″
IV (1.973)
 [ver >>>]
Jose Ignacio Sunsundegui
Alpine A110
3.100 m
2′ 14,60″
V (1.974)
 [ver >>>]
Christian Morrisson
Barqueta
3.400 m
2′ 45,20″
VI (1.975)
 [ver >>>]
Marc Etchebers
3.100 m
2′ 05,40″
VII (1.976)
 [ver >>>]
Pedro Román
Selex ST-4
2.800 m
1′ 56,60″
VIII (1.977)
 [ver >>>]
Pedro Román
Selex F-1.800
2.800 m
1′ 56,10″
IX (1.979)
 [ver >>>]
Marc Etchebers
2.700 m
1′ 48,40″

Estos reportajes han sido posibles gracias a la Documentación aportada por Fernando Beorlegui y el Archivo municipal de Irun, las fotografías de Javier Estomba y Elena Sunsundegui, y los testimonios de los pilotos locales José Ramón Amorena, Andrés Vilariño, Antonio Vergara y Tomas Vergara.

Si deseas aportar algo a ellos contacta con nosotros vía e-mail, Facebook o Twitter.