Ebro Siata. Una pequeña gran furgoneta

Los orígenes de la Ebro Siata son un tanto confusos y complicados. En primer lugar debemos repasar la historia de la empresa carrocera tarraconense SIATA ESPAÑOLA, que se hizo famosa durante los años ’60 por sus coches basados en el bastidor del SEAT 600. En un principio fabricó pequeñas series de deportivos y descapotables como el Ampurias (24 unidades), Turista (228 unidades) y el Tarraco (598 unidades). Estos pequeños automóviles se escapaban de las posibilidades de la mayoría de los españoles y no fue hasta la aparición de la Formichetta (furgoneta derivada del SEAT 600) cuando SIATA conoció el éxito comercial.

Siata Formichetta. Vista Frontal

En un país que empezaba a despegar económicamente, la demanda de vehículos industriales ligeros subió como la espuma y SIATA transformó en furgoneta unos 7.000 SEAT 600. Pero la aparición de rivales con más capacidad y más polivalentes (no olvidemos que el motor trasero del 600 se comía parte de la plataforma de carga) como la Citroën 2CV AKS o la Renault 4F obligaron a los responsables de SIATA a crear un nuevo vehículo más capaz. Por supuesto, el chasis seguiría siendo el del 600, así que inspirándose en el FIAT 600 Multipla, variante monovolumen del FIAT 600 aumentaron el voladizo delantero y situaron los asientos de conductor y copiloto sobre el eje. La nueva furgoneta se vistió con una carrocería de formas cuadradas con un increíble parecido a la DKW F1000L alemana que aprovechaba el espacio al máximo. En 1.967 La SIATA Minivan 2850 (el nº hacía referencia a su volumen de carga en litros) estaba lista. En catálogo existían tres versiones, la genérica (1 cristal lateral), Combi (2 cristales laterales) o Múltiple (6 cristales laterales) y se podía adquirir con 1, 2 o 3 filas de asientos.

Plano Siata Formicheta sobre base SEAT 600.

En 1.969, un cambió la legislación, y los vehículos industriales solo serían considerados como tales (y por lo tanto exentos del impuesto de lujo) si superaban los 1,8 m de altura. SIATA sobre-elevó su Minivan 15 cm, naciendo así la SIATA Minivan 3000 Special (El nº seguía haciendo referencia a su volumen de carga). Ese mismo año SIATA comienza a ofrecer como opción el motor del SEAT 850 de 34 CV, más potente que el de 737 c.c. procedente del 600 D con tan solo 28 CV. En 1.972 SIATA quiebra y la empresa Motor Ibérica se hace con la patente de las Minivan. A partir de ese momento SIATA pasa de ser una marca a ser un modelo, y las Minivan, tanto la 2.850 como la 3.000 S comienzan a ser comercializadas como Ebro Siata 40. Los cambios son mínimos y básicamente se limitan al nombre y a la sustitución de los logotipos de Siata por unos de Ebro. Interiormente seguía utilizando gran cantidad de piezas del 600 como el volante o el velocímetro.

Ebro SIATA 50 S. XVI Salón Internacional de Vehículos Clásicos. Salón Auto-Moto 2010.

La producción siguió sin novedad hasta 1.973, año en el que finaliza la producción del 600 y SEAT deja de proporcionar autobastidores de este modelo. Motor Ibérica reaccionó rápidamente, tomó el autobastidor más parecido que le podía proporcionar SEAT, el del 850, y adaptó la carrocería de la Siata, modificando sobre todo los laterales y el techo. En 1.974 las Ebro Siata 50, construidas sobre bastidor de SEAT 850, estaban Listas. Con el motor de 843 c.c. que equipaba el nuevo autobastidor la pequeña furgoneta se benefició definitivamente de una inyección de potencia que se tradujo en un notable aumento de sus prestaciones. Además del motor, otros componentes como el salpicadero, velocímetro y volante también fueron tomados del ochoymedio, aportando un soplo de aire fresco al diseño interior, mas similar ahora al de un turismo que al de una furgoneta.

Ebro SIATA 50 S. XVI Salón Internacional de Vehículos Clásicos. Salón Auto-Moto 2010.

Pero la alegría duró poco, y en 1.975 con el fin de la producción del 850, Motor Ibérica se vio obligada a adaptar de nuevo la carrocería de las SIATA, esta vez al chasis del recién llegado SEAT 133. En 1.976 comienzan a comercializarse las Ebro Siata 50 S, con elementos interiores del 133 como el velocímetro y el volante. A partir de 1.977, con la absorción de Avia por parte de Motor Ibérica, las SIATA vuelven a cambiar de denominación, y hasta el fin de su producción en 1.980 serían comercializadas también como Avia Siata 50. Existió además una ultima actualización del modelo llamada Avia Siata 500 que incorporó piezas del SEAT 127 (volante, salpicadero, asientos con reposacabezas) y en la que los paragolpes de hierro cromado fueron sustituidos por unos de plástico inyectado.

Ebro Siata 50. Logotipo frontal

La Ebro Siata 50 S de Jose Luis

Este reportaje no hubiese sido posible sin la colaboración de Jose Luis, propietario de una de las últimas Ebro Siata 50 S. La casualidad hizo que nos lo encontrásemos en el XVI Salón internacional de Vehículos Clásicos, cuando andábamos sacando como locos fotos a su furgoneta, de la que por lo menos hacía 10 años que no habíamos visto un ejemplar. Le comentamos si quería colaborar con nosotros en un reportaje y accedió encantado. Su aventura con esta furgoneta comenzó en Almanza (León) en 2.005, cuando se la adquirió a su primer y único propietario, un señor que  a pesar de utilizarla para repartir piensos la tenía en un excelente estado de conservación. Básicamente sólo ha habido que limpiarla y repintarla exteriormente.

Jose Luis Posa con Su Ebro Siata 50.

Se trata de un ejemplar de 1.980, uno de los últimos fabricados y uno de los últimos supervivientes, ya que Jose Luis no cree que queden más de 7 furgonetas de este modelo en concreto. En su día estos vehículos fueron muy populares en nuestras calles. Pequeños comerciantes o familas numerosas que necesitaban un “monovolumen de la época” fueron sus mayores compradores. Pero gran parte de la producción fue a parar a organismos paraestatales como Correos, Iberia o la Policía. Con el paso del tiempo cayeron en desuso y, como ocurre con todos los vehículos pertenecientes a organismos públicos y grandes empresas, fueron achatarradas y prensadas. Esto ha provocado una actual falta de repuestos. Hace poco a Jose Luis le rompieron un retrovisor y ha tenido que encargar a una fundición que le haga una pieza nueva, y eso no es lo peor, la rotura de la luna delantera le supondría un gasto de 6.000€, ya que tendrían que hacerle un molde. Cualquier imprevisto puede suponer un gasto inasumible, y por supuesto no hay ningún tipo de ayuda para la conservación de este tipo de patrimonio.

Jose Luis es un apasionado de los SEAT 600. Además de las Siata tiene tres ejemplares con los que ha vivido curiosas aventuras como un viaje a Marruecos en 2.006 en el que él y unos amigos acabaron recorriendo 4.000 km en estos pequeños coches. Su intención es repetir la hazaña con la Siata, a la que le ha añadido una cama y la ha convertido en una pequeña autocaravana. Esperamos que tenga suerte en esta aventura y que no tardemos en recibir noticias suyas.

Logotipo y Piloto Trasero Ebro Siata 50 S

FICHA TÉCNICA

Motor (SEAT 133)
Tipo
Trasero Longitudinal de 4 cilindros en línea. Culata de aluminio y Bloque de fundición inclinado 15º
Cilindrada
843 c.c.
Diámetro x carrera
65 x 63,5 mm
Alimentación
Carburador Invertido de doble cuerpo Weber-Bressel 30 DIC-10
Distribución
Válvulas en culata accionadas por árbol de levas lateral.
Rel. compresión
8:1
Par máximo
5,5 m·kg a 3.200 rpm
Potencia máxima
34CV a 4.800 rpm
Transmisión
Tipo
Propulsión trasera
Cambio
Manual de 4 relaciones
Embrague
Monodisco en seco.
Suspensión
Delantera
Independiente mediante triángulos superiores y ballestón transversal inferior. Amortiguadores hidráulicos telescópicos y barra estabilizadora.
Trasera
Independiente con brazo tiangular oblicuo, muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos telescópicos
Frenos
Delanteros
Discos 227 mm
Traseros
Tambores 185 mm
Dimensiones
Largo
3.750 mm
Ancho
1.520 mm
Alto
1.800 mm
Batalla
2.027 mm
Vía delantera
1.151 mm
Vía trasera
1.215 mm
Peso
810 kg
Jose Luis y sus amigos con los 600 en Marruecos
Jose Luis y sus amigos con los 600 en Marruecos

Leave a Reply