Citroën Traction Avant. Historia y ficha técnica

Hasta la década de los ’30 Citroën construyó vehículos corrientes. El revolucionario Citroën 7 CV Traction presentó un punto de inflexión en la evolución en la producción de automóviles, tanto a nivel francés como a nivel internacional. Las dificultades técnicas que acarreó su desarrollo pusieron a la marca en graves aprietos, arruinaron a André Citroën y convirtieron a Michelin, su principal acreedor, el en nuevo dueño de la casa del doble chevrón. Los largos años de estudios dieron sus frutos en forma de resistente carrocería autoportante, tracción delantera, suspensión delantera independiente y amortiguadores telescópicos en las cuatro ruedas que situaban al nuevo  Citroën Traction Avant de 1.934 muy por delante de su época.

Citroën 11CV traction avant. Vista frontal.

Inicialmente el Citroën 7CV (denominado así por su potencia fiscal) fue dotado con un inadecuado motor de 1.300 c.c. y 32 CV que rápidamente fue sustituido por otro de 1.529 c.c. y 35 CV. Este bloque acabó cubicando 1.600 c.c. En 1.935, llegó el Citroën 11CV de 1.900 c.c. y 46 CV de potencia. En 1.938 fue presentado un nuevo tope de gama, el Citroën 15CV Six, que estaba equipado con un propulsor de seis cilindros en línea de 2.867 c.c. y 77 CV. Ese mismo año el bloque del Citroën 11CV fue revisado y potenciado hasta los 56 CV. En todas sus versiones el motor iba montado longitudinalmente y con la caja de cambios delante, de forma que la transmisión y las suspensiones anteriores se pudieran reparar y sustituir con facilidad.

Citroën 11CV traction avant. Cofre maletero alargado.

Existió un proyecto para una versión de batalla larga denominado Citroën 22CV, que en realidad era un Citroën 11CV doble. El frontal había sido reformado, integrando los faros en la carrocería y escondía un motor V8 de 3.822 c.c.  creado ensamblando dos bloque de 1.911 cm³. Anunciaba una velocidad punta de 140 Km/h. Se fabricaron prototipos y se lanzó publicidad, pero este modelo nunca llegó a fabricarse y los prototipos fueron destruidos. Finalmente se acabó comercializando un Citroën 11CV de batalla larga dotado de una tercera fila de ventanas tras la puerta trasera.

Ciroën Traction Avant descapotable Cab Trac

Además de la variante de batalla larga existieron numerosas versiones, entre ellas destaca un descapotable biplaza denominado Citroën Cab Trac del que se produjeron 4.327 unidades. En 1.952 sufrió un profundo restyling que lo adaptó a los nuevos tiempos con paragolpes planos y un cofre del maletero rediseñado y ampliado. En 1.954 apareció el Citroën H six que ofrecía como opción una suspensión trasera hidroneumática. La producción del Traction Avant comenzó en 1.934, sufrió un parón debido a la guerra, se reanudó en 1.946 y finalizó en 1.957, dos años más tarde de la llegada de su sustituto; el Citroën DS.

Citroën traction Avant. Publicidad Citroën 22 CV.

FICHA TÉCNICA

Motor (11CV)
Tipo
Delantero longitudinal de 4 cilindros en línea.
Cilindrada
1.911 c.c.
Diámetro x carrera
78 x 100 mm
Consumo anunciado
11 l/100km
Potencia máxima
56 CV a 4.250 rpm
Transmisión
Tipo
Tracción delantera
Cambio
Manual de 3 relaciones
Suspensión
Delantera
Independiente mediante cuadriláteros deformables, barra de torsión longitudinal y amortiguadores telescópicos
Trasera
Por eje rígido, barra de torsión y amortiguadores telescópicos
Frenos
Delanteros
Tambor
Traseros
Tambor
Dimensiones
Largo
4.450 mm
Ancho
1.620 mm
Alto
1.580 mm
Batalla
3.090 mm
Vía delantera
1.420 mm
Vía trasera
1.420 mm
Peso
1.060 kg
Prestaciones
Velocidad máx.
110 km/h

Leave a Reply